Una vez más, Athletico Paraense está camino en la CONMEBOL Sudamericana. Así como en 2018 se quedó con el título, construyó las condiciones para arribar a la final. Fue superior a Peñarol en la ida y la vuelta. Red Bull Bragantino será su nuevo enemigo.

Paulo Autouri es un especialista en el mapa de este juego y en este continente. Posee dos CONMEBOL Libertadores. En 1997, tocó la Gloria Eterna con Cruzeiro. En 2005, fue todavía más lejos: la CONMEBOL Libertadores y el Mundial de Clubes con Sao Paulo. Fue director deportivo del Paranaense y, una vez, más se puso al frente del equipo y diseñó un esquema de 3421. Su ofensiva es desequilibrante: David Terans y Nikao son mediapuntas con gol y Bissoli un killer impresionante. Para subrayar que otra vez Pedro Rocha ingresó para llenar la red rival.

Importantísimo fue también el rol de Santos. Le atajó un penal a Pablo Ceppelini cuando el partido se ponía muy fiero. Estaba 0-0 y sostuvo un momento fundamental. Clave para poder llegar. Esos doce pasos los entregaron al borde de la Gran Conquista.