Disfruta como pocos las horas previas a la Final de la CONMEBOL Sudamericana. Como futbolista, le tocó muchas veces estar transitando ese camino hasta el comienzo del partido. Pero hoy, en su nuevo rol como entrenador, afrontará por primera vez una instancia de esta magnitud. Por eso se permite vivirlo de otra manera. A tal punto que salió al campo de juego con una compañía especial.

A su lado estaban Nicole, Sofía y Martina, sus tres hijas. Con ellas comenzó a recorrer el césped del Mario Alberto Kempes, escenario donde se definirá la Copa. Mientras caminaban, señalaba el arco de la tribuna popular norte. Luego siguió su recorrido, dando toda la vuelta al campo de juego. Para allí, reencontrarse con los suyos.

Mientras tanto, el resto del cuerpo técnico y los jugadores mantenían el mismo tono alegre de su entrenador. No faltaron los celulares y las fotos grupales. Sonrisas, bromas y carcajadas bajo el sol. Para Defensa y Justicia es disfrutar el haber conseguido llegar a su primera final internacional.

Minutos antes de saltar al campo de juego, como otras tantas veces a lo largo de su carrera, Hernán Crespo brindó una conferencia de prensa. No estuvo sólo. A su lado Ezequiel Unsain, arquero y capitán del equipo de Florencio Varela. “Lo que nunca se pierde es la identidad. Defensa y Justicia siempre quiso ser protagonista, dueño de su destino, independientemente del módulo táctico”, disparó el. Mencionó los cambios que tuvo el equipo a lo largo de esta edición del torneo, pero remarcó que lo único que “no se negocia” es el estilo del equipo.

Con 45 años y tras haber tenido una exitosa carrera como futbolista, Crespo se enfrenta con su primera Final como entrenador. “Siempre dije que me falta un casillero: haber jugado la final de una Copa del Mundo. Después estuve en la definición de una Copa América, Libertadores, Champions y ahora, como entrenador, en la CONMEBOL Sudamericana. Para un amante del fútbol desde chiquito, como lo soy yo, ser parte de este evento es un orgullo. Cuando jugué la final de la Libertadores siendo menor de 21 años era bastante inconsciente. Hoy, con otra edad, quizás disfrutas más por los ojos, por verlos a ellos dentro de la cancha. Quiero que disfruten el partido y que no pierdan aquello que los llevó hasta acá. Hoy vivo las cosas como un apasionado del fútbol y trato de gozarlo”, remarcó.

¿Cómo imagina la Final? “En una final no hay espacios para algunas cosas. Interpretamos siempre el partido como una gran oportunidad para demostrar quiénes queremos ser y dónde queremos posicionarnos ante un trofeo, una medalla. Esto nos fortifica, nos acrecienta los objetivos. Pero lo manejamos de la misma manera. No hay mucho para variar”, remarcó el técnico.

“Tenemos un goleador y es inevitable aplaudirlo. Un atacante príncipe. Lanús, por su parte, tiene una gran facilidad para llegar al gol de cualquier manera. No necesita de muchas maniobras ni de Sand y Orsini. Igualmente, si bien tenemos a nuestro atacante príncipe, nosotros también llegamos con mucha gente y no me llamaría la atención que el partido lo defina alguien inesperado”, sentenció.

El arquero y la confianza en el equipo

“Creemos muchísimo en lo que sabemos hacer, en lo que venimos entrenando. Tenemos plena confianza en lo que vendremos mañana a hacer”, señaló Ezequiel Unsain, capitán de Defensa y Justicia, en la conferencia de prensa previa al encuentro. “Mañana tenemos que hacer lo que sabemos. Confiar en nuestra salida de atrás, en nuestra gestación de jugadas. Tenemos variantes a la hora de atacar”, remarcó como táctica para enfrentar a Lanús, su rival.